10 tips para no engordar en la oficina

Casi todas las mujeres trabajamos en una oficina y esto implica estar quietas durante muchas horas frente a un escritorio e inevitablemente vamos viendo como con el paso del tiempo vamos aumentando kilos y muchas veces nos preguntamos por qué.

Pues las razones son muy sencillas y son llevar una vida sedentaria, no tener un horario de comidas organizado, picar entre comidas, tener una dieta poco saludable, etc., pero es fácil ganarle la batalla a esos kilos de más si sigues estos consejos. 

Consejos para no subir de peso en la oficina

evita subir de peso en la oficina1. Si tiendes a pasar mucho tiempo sentada frente al computador o en el escritorio, lo mejor es que intentes moverte lo que más puedas, por ejemplo si tienes que decirle algo a tu jefe o hablar alguna cosa en otra parte de la oficina intenta no hacerlo por teléfono, camina y verás que comenzarás a quemar calorías.

2. Por la falta de tiempo también se genera que no comamos o lo hagamos de una manera inadecuada, por esta razón es importante que no dejes de comer jamás a la hora que es y que comas en cantidades moderadas, ya que al dejar de comer y para compensar solemos comer el doble y este es un grave error y más si no haces ningún ejercicio.

3. Otro error que cometemos que nos hace subir de peso, es cuando al no tener tiempo para almorzar o comer bien, recurrimos a la comida chatarra o a las chucherías para compensar la comida. Pues si debes pasar mucho tiempo sin comer es preferible que lleves siempre contigo una fruta y la comas en momentos de ataque de hambre o una barrita de cereal. Deja de lado la máquina de las golosinas.

4. Cuando vayas a almorzar trata de encontrar un lugar que quede cerca de tu trabajo y no vayas en auto, mejor camina y luego de comer, sal también a caminar por unos 10 minutos. No recurras al café o al azúcar para recuperar energía, ya verás que una pequeña caminata después del almuerzo te ayudará a ejercitar el corazón y estarás más alerta, además de quemar calorías.

5. A la hora del almuerzo elige menús más sanos, por ejemplo con la falta de tiempo comemos hamburguesas, perros calientes, pizzas, etc., pues es mejor que te tomes un tiempo y prepara tú misma la comida, para que sea mucho más sana. De esta manera además podrás controlar las porciones y la calidad de los alimentos. Pero si no tienes tiempo para preparar, intenta elegir menús saludables, bajos en calorías por ejemplo una ensalada y luego un menú bajo en grasa.

6. Olvida que el ascensor existe, trata de subir por las escaleras, comienza de a poco, hoy un piso, mañana dos y así, te ayudará a quemar calorías y estarás haciendo un ejercicio fabuloso para las piernas y la cola.

7. Si no puedes levantarte del escritorio, quizá puedas ejercitarte unos minutos desde tu silla de trabajo. Existen diversos ejercicios de elongación que puedes realizar y que te ayudarán a cuidar tu espalda durante la jornada laboral.

8. Si te es posible puedes elegir un día a la semana para ir en bicicleta al trabajo o caminando. Te sorprenderás de lo vigorizante y/o relajante que puede resultar. Además ahorrarás dinero en combustible y realizarás la cantidad de ejercicio diario recomendado.

9. Evita las tentaciones sobre tu escritorio o cerca de tu sitio de trabajo, ya que aunque no tengan hambre te los devorarás durante todo el día sin darte cuenta. En cambio de eso come frutas y toma mucha agua.

10. Si llega la hora del almuerzo y tienes un hambre que te devorarías todo lo que se te cruza, tomate un vaso con agua, o come una ensalada o una fruta antes de almorzar.

Loading...

Sobre este post