¿Qué hacer para que los niños recojan las cosas?

Esta es una pregunta frecuente que se hacen muchos padres ya que a veces ven su casa o la habitación de sus hijos como unos verdaderos campos de batalla (todo revuelto y desorganizado), la mayoría de personas se les colma la paciencia y terminan por regañar y botar a la basura todo aquello que no está en su sitio, logrando de esta manera que el niño coja aun mas fastidio por realizar esta tarea con agrado o puede suceder que dejar las cosas tiradas por el suelo sea hecho a ninos ordenpropósito ya que muchos niños en la actualidad no ven muy seguido a sus padres (por trabajo u otros inconvenientes) no teniendo la atención requerida y cuando la obtienen es por culpa del desorden, así que esto también puede ser el resultado de la soledad causada por la indiferencia de los adultos.

Algunos métodos utilizados por la mayoría de personas es gritar y amenazar al niño, de pronto se te pueden hacer conocidas estas frases: “si no está ordenado boto todo a la basura”. “¡usted cree que soy su sirviente!”, “estoy ¡cansada de recoger lo que dejas votado!”, son actitudes que poco a poco van alejando al pequeño de las verdaderas intenciones que estas buscando.

Loading...

La mejor forma de comprender la visión de un niño es colocándonos en su nivel (no hacer que él se eleve al tuyo), poder observar que para él empezar a seguir normas y leyes establecidas por un adulto no es sencillo (aunque sabemos que estamos formando a una personita que tendrá que ser parte de la sociedad cuando crezca), por esto la mejor forma de lograr que tu hijo cumpla tu deseo es incorporarlo a la toma de decisiones junto contigo, demostrándole de forma pedagógica y razonable que se responsabilicen de recoger su ropa, juguetes y dejar su habitación limpia, tratar de no pasarlo por alguien que solo “funcione” con gritos y amenazas, sino que razone frente a dificultades de su vida, un ejemplo puede ser: preguntándole si está bien que su habitación este tan desorganizada, que pasaría si todo el mundo viviera como se ve en ese momento y darle la oportunidad que de sus opiniones.

Otra manera para que pueda ver estas situaciones de una manera positiva es planteando un horario para realizarlas, sentarse con él y realizar un plan de una manera equitativa, por ejemplo: puede ser que luego de llegar del colegio se sienta tan cansado que quiera dejar su uniforme botado en su habitación, pueden establecer que luego de su siesta él se comprometa a recogerlo y ponerlo en su sitio, otro ejemplo puede ser cuando llega el fin de semana elegir el momento para hacer las tareas que le dejaron para la siguiente semana, logren concordar un momento donde puede y quiere dedicarle lo suficiente como para realizarlas muy bien.

Si decides practicar una manera razonable y practica en vez de plantear tus ordenes gritando, pronto veras los resultados en tu hijo, cuando comiencen a trazar los horarios trata que sea de una forma donde los dos expongan sus puntos, dándole a entender que si él realiza eso todos los días te ayudará de una gran manera y podrán pasar mucho más tiempo juntos y realizando actividades que sean más entretenidas para los dos.

Loading...

Sobre este post