¿Las segundas oportunidades son buenas?

Existe un dicho que afirma que las segundas oportunidades jamás serán buenas, hablo en el caso específico de las relaciones de pareja, en las que solemos enfrentar todo tipo de dificultades, pero cuando se cruza en nuestra relación la violencia, el maltrato emocional o físico, la infidelidad, entre otras cosas, no podemos pensar que una segunda oportunidad hará que las cosas cambien, por el contrario en la mayoría de los casos empeoran, porque las personas desafortunadamente no cambian solo prometen. Sin embargo puede que conozcas casos de parejas en las que luego de terminar y darse esa segunda oportunidad funcionan a la perfección, debido a ese dicho de “uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, es decir que en la ausencia de esa persona a quien amamos aprendemos a valorar su compañía y el cariño que nos ofrecía y no supimos recibir.

En ocasiones, necesitamos darnos un tiempo a nosotras mismas para poder analizar la situación e incluso para recuperar la ilusión. Sin duda, tras una ruptura es necesario pensar y reflexionar en qué es lo que deseamos, si queremos poner punto final a la historia, o volver a cultivar el amor con ilusión, magia y dedicación, como al comienzo.

Realmente hay muchas contradicciones en este tema de las segundas oportunidades en las parejas, ya que unas personas dicen que si hay oportunidad de transformar y seguir la relación y otras dicen que no, porque consideran que si algo se termina es simplemente porque no hay nada más que hacer ni cambiar. Las personas que dicen que si creen en una nueva o segunda oportunidad, consideran que cuando hay amor hay perdón y que el amor todo lo puede y todo lo soporta y los que creen que no se deben dar segundas oportunidades sin importar las causas del rompimiento es porque no se debe echar más leña al fuego si se terminó, se terminó y punto.

Cuantas veces continuamos al lado de alguien que nos hace daño cada día, que nos ha traicionado o golpeado, pero a pesar de todo eso sigue diciendo que nos ama y es allí donde debemos poner cabeza fría y no dejarnos engañar por palabras insulsas, porque si esa persona ha hecho algo para perder tu confianza es porque obviamente no te ama como te lo mereces. Debemos tratar de diferenciar el amor de la costumbre y si sabemos que debemos terminar esa relación porque es necesario y esa persona sigue buscándonos, debes preguntarte ¿es buena una segunda oportunidad, después de todo?.

No te dejes engañar, muchas veces los hombres utilizan toda una cantidad de artimañas para hacerte caer de nuevo, lágrimas, súplicas, promesas, pero eso no quiere decir que vayan a cambiar porque te aman, en muchas de estas ocasiones es porque se encuentran acostumbrados a ti y tienen mucho miedo de quedarse solos y enfrentar el mundo de esta forma, debes comprender muy bien las situaciones, ya que cuando ellos se encuentran alterados al saber que te van a perder, muestran su supuesto arrepentimiento tratando de manipular tus sentimientos.

Una persona que realmente te ama no te hará daño y mucho menos la vida imposible, además una relación es de dos y esas dos personas deben buscar soluciones a los conflictos que se presentan a lo largo de la misma. Cuando esa persona te busca después de un engaño, puede ser porque no encontró en esa otra persona lo que buscaba, o por demostrarse a sí mismo que es lo mejor que te ha pasado y que jamás lo dejarás a pesar del daño que te ha causado, por eso piénsalo muy bien y ámate por encima de todas las cosas.

Loading...

Mujer… no dejes que te anulen de tal manera que hasta tu autoestima se vaya al suelo, es tanto el menosprecio y la humillación que sentimos que este tipo de hombres se creen con el derecho de barrer y trapear el piso con nosotras, pero está en nuestras manos demostrarle y sobretodo demostrarnos que valemos más de lo que ellos creen y que jamás confiaremos en sus lágrimas de cocodrilo.

No tienes porqué ir por el mundo mendigando amor y mucho menos recibiendo las migajas que ese “hombre” quiera darte, comienza por reclamarte como mujer y detiene todos los sufrimientos que estás sintiendo. Debes pensar que nadie en el mundo es más que tú y nadie debe hacerte sentir que no vales nada, debes salir adelante porque eres valiosa y te mereces toda la felicidad que el mundo pueda ofrecerte, comienza una nueva vida, en la que la tristeza no tenga cabida, verás que a pesar de las lagrimas existen personas especiales que harán que descubras el mundo hermoso que te abre las puertas cada día, pero debes comenzar por ti misma.

Mira siempre hacia delante, con la frente en alto y cierra todos los círculos que has dejado abiertos en tu vida, pero con la convicción de que los errores que se han cometido jamás los volverás a pasar por alto. Muchas veces nosotras mismas somos quienes permitimos que los hombres nos maltraten, pero si ponemos un alto a tiempo verás que nada de esto volverá a pasar, porque como lo menciono siempre “caer es permitido, levantarse es obligatorio”, pero levantarse concientemente y entender que valemos mucho y que nadie tiene el derecho para menospreciarnos como mujeres.

Sin embargo existen segundas oportunidades que sí funcionan, por ejemplo cuando fallece la pareja, es el mismo tiempo el que se encarga de sanar y estabilizar a la persona que quedó sola, con un gran vacío. Es ahí cuando esta, luego de un lapso de días, meses o hasta años, se decide a abrir su corazón nuevamente y darse una segunda oportunidad, pero tienen miedo de amar y ser amadas nuevamente, no solo por ellas mismas sino por lo que pueda pensar sus hijos y su familia. Estas mujeres no deben negarse esa oportunidad, pero como lo mencioné antes todo debe comenzar por el amor propio, la comunicación y el respeto, después de eso todo llegará por añadidura. Date la oportunidad de volver a vivir y ser feliz.

Para muchas personas, el intentarlo de nuevo, implica mucho más que comenzar una nueva relación poniendo en práctica todo lo que se aprendió en las anteriores experiencias. De ahí el dicho que dice de los errores siempre se aprende algo. Pero cuando se trata de dejar atrás el pasado y mirar hacia el frente, lo primordial es aprender a sepultar los malos recuerdos y limpiar la mente de todo aquello que pueda alejar las buenas oportunidades.

Hay segundas oportunidades que valen la pena, hay otras que aunque las tenemos nos dejan un sabor amargo y más dolor que la primera vez. No hay que cerrar las puertas, pero si tener muy claro que aunque debamos comenzar un millón de veces, tenemos que cerrar etapas del pasado para poder comenzar todo de la mejor manera posible y ser más felices cada día.

Muchas personas que ya han pasado por esta situación aceptan que no siempre funcionan las segundas oportunidades, tal vez porque una de las dos personas guarda rencores y estos no permiten seguir adelante mirando hacia el futuro, sino que se está atado al pasado, pero no sirve de nada quedarnos en el pasado, se debe ver como lección aprendida y se deben perdonar sinceramente los errores cometidos, pero sin cometer el otro error de volver solamente por no quedarse sola ya que la relación no funcionará, si es que en algún momento decides otorgar esa nueva oportunidad.

Pero lo primero que debes hacer es pensar en ti y colocar en una balanza todo eso que te está haciendo daño, para de esta forma tomar la mejor decisión, ya que no podemos dejarnos llevar solo por el miedo a la soledad, siempre debemos tener presente que tenemos dignidad y que nadie tiene el derecho a hacernos daño, pisotearnos y luego hacer cara de yo no fui y dejar las cosas como si no pasara nada. Sea cual sea tu decisión debe ser tomada concientemente y ojala sea lo mejor para ti.

Mujer… mereces que te amen y que jamás te hagan daño, mereces ser respetada y amada, puedes perderlo todo menos la dignidad, no le permitas a nadie que te humille, ni te menosprecie, recupera tu amor propio y se feliz siempre.

Qué piensas… ¿crees que las segundas oportunidades son buenas y en qué casos?

Loading...

Sobre este post